Si eres un profesional y estás buscando un estimulador de acupuntura eléctrico, te explicamos en detalle qué aspectos considerar para que consigas el más adecuado a tus necesidades.

Un electroestimulador de acupuntura contribuye a aliviar dolores, acelera procesos de cicatrización de heridas y se usa en el tratamiento de enfermedades neurológicas. También se utiliza en otras muchas terapias, intervenciones y tratamientos.

Aspectos a tener en cuenta en la compra de aparatos y equipos de acupuntura

En el momento en que un acupuntor o fisioterapeuta se decide a comprar un estimulador eléctrico de acupuntura para llevar a cabo tratamientos de acupuntura eléctrica, debe tener claro el uso que le va a dar. A partir de ahí, puede determinar los aspectos fundamentales que tener en consideración.

Número de salidas para los cables y las agujas

Este detalle marca el precio final que tendrá el aparato y también está relacionado con el tipo de uso que se le va a dar. Cada una de las salidas está asociada, normalmente, a un total de dos agujas. De esta forma, si se quieren utilizar 8, se debe escoger un equipo de acupuntura de electroestimulación que cuente, al menos, con 4 salidas.

Frecuencias y tipos de onda

Las frecuencias del electroestimulador puedes ser de tres tipos:

  • Baja (menos de 10 pulsos/s): Con ella se consigue tonificar la zona tratada. Se utiliza para calmar molestias, dolores crónicos, sordos o de tipo vacío. Se recomienda para terapias contra el dolor que empeora por la noche y que mejora con el movimiento.
  • Alta (más de 80 pulsos/s): Es una frecuencia dispersa, que se usa para combatir el dolor agudo, tipo yang. Se recomienda para las molestias que mejoran con el reposo y con el frío. Tiene un efecto analgésico más rápido que la anterior, pero menos duradero.
  • Media (20-70 pulsos/s): Se utiliza cuando no hay dolor, pero sí una limitación funcional.

 

Respecto a los tipos de onda, son los siguientes:

  • Continua: Mantiene una frecuencia constante durante toda la aplicación de la electroestimulación.
  • Discontinua: Va alternando los estímulos con periodos de reposo. Se recomienda aplicarla si el paciente siente molestias cuando se le somete a una onda continua o cuando el objetivo es el tratamiento de grupos musculares.
  • Densa-dispersa: Combina las frecuencias alta y baja, de forma que tonifica y dispersa de forma alterna. Se recomienda para problemas que se han cronificado y, a la vez, son agudos.

Estos dos factores están estrechamente relacionados con los tipos de tratamientos que se vayan a llevar a la práctica. Los ajustes de frecuencias y tipos de onda, ya sea una onda continua, discontinua o densa-dispersa, o con mayor o menor precisión, son los que definen los resultados. Si se desea un ajuste que se pueda controlar por hercios (Hz), se debería elegir un equipo que disponga de un control digital.

 

Intensidad de salida

 

Dependiendo de la intensidad, se podrá aplicar el tratamiento con agujas, con electrodos de contacto o con ambos. Es importante que esta variable se tenga en cuenta en todo momento y que sea posible regularla de forma personalizada. Además, se debe elegir un aparato que proporcione la máxima seguridad en todos los niveles de intensidad de salida, para evitar un error de funcionamiento y posibles molestias o daños en el paciente.

Tamaño y peso 

Si se van a prestar servicios a domicilio, por ejemplo, o se desea un equipo portátil por alguna razón, este debe tener un tamaño y peso que permitan a una persona transportarlo con seguridad entre distintas ubicaciones.

Facilidad de uso 

Es importante hacerse con el funcionamiento de la máquina de forma rápida y que esta pueda ser usada por todo el personal del equipo terapéutico. Por eso, la fiabilidad y la facilidad de uso son dos condiciones que tienen mucho peso a la hora de realizar una compra de un aparato de este tipo. Un buen electroestimulador puede estar equipado, entre otras cosas, con un indicador sonoro y una pantalla display LED, temporizador digital, voltímetro de potencia y enchufes de seguridad certificados.

Accesorios y buscapuntos 

Se debe tener claro que la máquina que se adquiere disponga de los accesorios necesarios para facilitar la práctica terapéutica. De esta forma, se puede realizar una intervención mucho más personalizada y efectiva. Por ejemplo, con los buscapuntos se localizan de manera precisa las partes del cuerpo en las que hay que aplicar la electroestimulación. Estos permiten la detección incluso en zonas del cuerpo que están húmedas, contienen grasa corporal o están alteradas por inflamaciones o cicatrices.

Sistemas de seguridad 

El dispositivo debe estar dotado de sistemas de seguridad para evitar sobrecargas repentinas, que incluyan ajustes manuales. De igual manera, debe contar con unos componentes eléctricos de alta calidad y acreditados para desempeñar su cometido con total seguridad. Los tratamientos más habituales usan entre 40 y 80 voltios de corriente eléctrica, aunque, en realidad, dicha corriente no pasa por el cuerpo. Sin embargo, la persona que recibe las descargas sí que puede llegar a notar molestias en el caso de que estas sean de una intensidad excesiva.

Control del tiempo de estimulación 

De manera habitual, cuando se aplica un tratamiento se utiliza un control del tiempo de estimulación, que puede ser variado a voluntad del terapeuta, de forma continua o bajo una programación establecida, teniendo en cuenta el tipo de tratamiento y la patología de la persona que está siendo sometida a acupuntura de electroestimulación.

Bloques funcionales de un sistema de electroestimulación para acupuntura

A la hora de escoger un sistema de este tipo, también es bueno conocer los bloques funcionales que lo componen. De esta manera, podemos analizar de manera idónea sus características y su rendimiento potencial.

Bloque de alimentación

Se encarga de generar las tensiones de alimentación que se destinan al resto de los dispositivos, tanto eléctricos como electrónicos, de las otras secciones. Es más o menos complejo dependiendo de su diseño y también de si tiene una alimentación por baterías o realizada desde la red industrial.

Bloque de control

Controla los modos de trabajo. Gracias a él se pueden programar pautas como los tiempos de estímulo y pausa, el tiempo de estimulación, la frecuencia de trabajo y la forma de onda primaria para proporcionar una estimulación idónea.

Bloque conformador de señales

Hace posible que se genere la señal de estimulación que se quiere en cada caso. Esto depende del tipo de tratamiento o terapia que se vaya a aplicar. No obstante, las más comunes son las ondas rectangulares unipolares y bipolares, las ondas triangulares y sinusoidales, y las ondas espiga.

Bloque de salida 

Gracias a él se puede llevar a cabo un control individual de cada uno de los canales. Además, se controla la amplitud y diversos canales de salida (típicamente entre dos y cuatro canales). El sistema de protecciones también está muy relacionado con este bloque.

Bloque de protección al paciente

Evita que sobretensiones o posibles fallos eléctricos o mecánicos puedan causar malestar en el paciente. Con este bloque se minimizan los efectos de micro y macro shock eléctrico que puedan afectar al paciente o al terapeuta.

Bloque detector de puntos 

Determina la impedancia de los puntos respecto al área donde se encuentran con una indicación que suele ser lumínica o sonora. Permite al terapeuta encontrar de forma fácil los puntos donde aplicar el tratamiento.

 

Algunos ejemplos de electroestimuladores

 

Hay numerosas marcas de estimuladores eléctricos para acupuntura, como ITO, Pointer, HWATO, etc. Estos aparatos se encuentran disponibles en una gran variedad de tamaños, pesos, números de salidas y capacidades. A continuación, exponemos algunos que pueden servir como referencia útil a la hora de escoger uno.

 

ITO-ES 160Ryodoraku

 

 

Producto innovador de última generación de la marca ITO, con numerosos programas preseleccionados y opciones de seguridad. Puede estimular con diez agujas a la vez y cuenta con ocho modos distintos para estimular, incluida la magneterapia.

Entre sus aplicaciones está la búsqueda de puntos y la detección de puntos trigger. Dispone de seis canales independientes y permite guardar los parámetros que se han utilizado en tratamientos previos, además de contar con 16 ajustes de memoria de libre programación.

Mas información sobre el electroestimulador de acupuntura ITO-ES160 https://www.novasan.com/estimulador-es-160-ryodoraku.html

 

Electroacupuntor ITO ES130

 

Otro electroestimulador de la marca ITO, a pilas y con tres canales de salida. Cuenta con una intensidad baja máxima de 20 mA. para tratamiento con agujas y alta máxima de 30 mA. para tratamiento con imanes.

Tiene 18 frecuencias programadas, de 1 a 500 Hz, que se pueden usar con agujas y también con imanes. Cuenta con una forma de onda bifásica, un tipo de onda exclusiva con la ventaja de que reduce la carga eléctrica excesiva que se puede acumular en los tejidos, dejando un residuo electrolítico que ayuda a la mejora de la recuperación en el tratamiento. La amplitud de onda es de 100 μs.

Más información sobre estimulador eléctrico de acpuntura el ITO ES-130 (https://www.novasan.com/estimulador-es-130.html)

 

Electroestimulador E600 HAN

 

 

Es un aparato a pilas que cuenta con seis salidas y pantallas digitales para todos los valores (intensidad, frecuencia, ancho de punto). Destaca por su potencia, versatilidad y por la exlcusiva onda HAN; y también por ventajas como su escaso peso y su diseño moderno. Estas cualidades lo hacen óptimo para su uso clínico.

También dispone de un sistema para localizar los puntos de estimulación y de acupuntura, tanto por agujas como por electrodos. Tiene 6 tipos diferentes de formas de onda, incluyendo la forma de onda HAN.

¿Quieres saber más sobre el electroacupuntor E600 HAN?

https://www.novasan.com/electroestimulador-e600-han.html

 

Buscapuntos y estimulador de acupuntura Pointer Excel II

 

Es un dispositivo de última generación, portátil, ligero y con pantalla digital. También cuenta con localizador y estimulador de puntos de acupuntura y puntos gatillo. Además de estimular, seda al paciente tratado.

Incluye dos punteros para la detección, que se pueden intercambiar. Uno de ellos es para acupuntura y otro para auriculopuntura. También cuenta con un interruptor de ajuste de sensibilidad, intensidad de corriente y cambio de polaridad. Permite estimular a través de microcorrientes. La ubicación se muestra por sonido (ajustable), por luz y también en la pantalla digital. Esta, además, expone la frecuencia (ajustable de 1 a 16 Hz) y la sensibilidad (de 1 a 500).

Más información sobre el buscapuntos Pointer Excel II (https://www.novasan.com/buscapuntos-y-estimulador-de-acupuntura-pointer-excel-ii.htm)

También disponible con acupuntura láser y estimulación eléctrica: buscapuntos Pointer Pulse (https://www.novasan.com/buscapuntos-estimulador-y-laser-de-acupuntura-pointer-pulse.html)

 

Estimulador de electroacupuntura AWQ-105 PRO

 

Cuenta con 4 salidas, más una para buscar y detectar el punto y la estimulación. Funciona por conexión a la toma de corriente. Su frecuencia y ancho del pulso es ajustable y se encuentra dividido en dos grupos. Grupo I (canales 1 y 2), Grupo II (canales 3 y 4) y tres pantallas (medidas 15x30 mm). Muestra de forma precisa la frecuencia y la sensibilidad al detectar el punto acupuntural.

Además de estas referencias, a la hora de decidirse por un estimulador para acupuntura eléctrico adecuado, hay que ponderar el tipo de uso que se le vaya a dar y el perfil del paciente. Estos factores y una buena investigación de los productos disponibles ayudan a tomar una buena decisión de compra.

Mas información sobre el electroesimulador AWQ 105 PRO https://www.novasan.com/estimulador-de-electroacupuntura-awq-105-pro.html